Las Posibilidades del conocimiento. Subjetivismo y Relativismo.

La Posibilidad del conocimiento. Subjetivismo y Relativismo.

El  subjetivismo y el relativismo  son dos escuelas del conocimiento  que señalan que hay una verdad, pero esta verdad tiene una validez limitada y a su vez, no hay ninguna verdad universalmente valida.

Subjetivismo es: “Toda teoría del conocimiento donde el carácter de verdad se hace dependiente en una forma o, en otra, de la constitución del sujeto que conoce […] Toda teoría que pueda afirmar que lo que es verdad para un sujeto puede no serlo para otro.”

El subjetivismo en terminos  generales  es la reducción de toda verdad y moralidad a la individualidad psíquica del sujeto particular, siempre variable e imposible de trascender, sin posibilidad alguna de validez de una verdad absoluta universal. 

El subjetivismo limita la validez de la verdad al sujeto que conoce y juzga; éste puede ser un sujeto individual, una persona, o bien un sujeto general, cuando se habla del género humano. En el primer caso hablamos de un subjetivismo individual; en el segundo de un subjetivismo general.

El relativismo, se asemeja mucho al subjetivismo  pues también considera que no existe verdad absoluta,  universalmente válida ; toda verdad es relativa y tiene uan validez limitada. Ahora bien, mientras que el subjetivismo afirma que el conocimiento humano depende de factores que residen en el  en el sujeo congnocesnte, el relativismo pone especial énfasis en la dependencia de todo conociemiento humano respecto a los factores externos. Como tales considera,principalmente, la influencia del del medio y el espíritudel tiempo, la pertenencia a un determinado círculo cultural y aquellos elementos que en él se contienen.

 

ORIGEN DEL SUBJETIVISMO

El subjetivismo,al igual que el escepticismo,  aparece en la antigüedad. El subjetivismo se origina en el siglo V a.C.:  “Para el griego, la patria constituía una necesidad absoluta, sin la cual no podía vivir. Los sofistas, los maestros de la sabiduría, fueron los primeros que aportaron la reflexión subjetiva y la nueva doctrina, en la que cada cual ha de obrar según su propia convicción.”

La reflexión sobre la naturaleza había llegado a un callejón sin salida, y no es extraño que el hombre volviera la vista hacia sí mismo, para preguntarse sobre el sentido de su propia vida, abandonando provisionalmente la consideración de la naturaleza. En Atenas se establece una vida democrática que le hace propicia para el pensamiento atento al vivir personal (subjetivismo), dejando las cosmologías y las cosmogonías.

 

REPRESENTANTES EN LA ANTIGÜEDAD

Protágoras

Vida. Nació en Abdera en el año 480 y murió en el 410 a.C. Llamado a Atenas por Pericles, a petición de éste redactó la constitución de Turtos (Sicilia) en el 444 a.C. Fue procesado por blasfemia a causa de sus ideas religiosas, y se dice que murió ahogado durante una tempestad al huir de Atenas.

 Obras. La obra de Protágoras debió de ser extensa. Según el historiador griego Diógenes Laercio en el siglo III d.C., se conservaban: El Arte, La Heurística, Sobre la lucha, Sobre las matemáticas, Sobre el Estado, Sobre las virtudes. Pero las más importantes son: La verdad y Sobre los dioses. Es de anotar que gran parte de estas obras se ha perdido, sólo quedan algunos fragmentos citados por autores posteriores.

 Pensamiento. Toda la filosofía de Protágoras está basada en una concepción heraclitiana de la realidad, del ser. “De Heráclito y Anaxágoras toma la idea de que las cualidades contrarias están simultáneamente presentes en todas las cosas.” Al presentarse la realidad como algo en constante cambio, tanto el sujeto como el objeto, es lógico que no pueda admitirse nada inmutable, universal y necesario.

“La sensación es la única forma admitida por Protágoras, se transforma constantemente en función, ya del objeto sentido, ya de las mismas disposiciones del sujeto sentiente.” En esta tesis está encerrada en un modo potencial la totalidad de su doctrina.

“La materia, es decir, el ser, es percibido por los sujetos cognoscentes. Según sus diferencias individuales, a distintas disposiciones del sujeto, corresponderán distintas representaciones del objeto, y estas disposiciones se puede decir que nunca son idénticas.” Esta concepción de la realidad y del conocimiento servirá de base para la famosa teoría de que el ser es fluyente; el alma no es otra cosa que sensaciones que, por su naturaleza y pluralidad de disposiciones naturales dadas en cada hombre, son fluyentes. Por eso:

“El hombre es la medida de todas las cosas, de las que son en cuanto que son, y de las que no son en cuanto que no son” (Frag. 1). Este aforismo nos da a entender que: “el conocimiento no puede ser universal y necesario para cada uno y todos los hombres, sino individualizado en cada uno de ellos sin que pueda haber ninguna comunidad cognoscitiva.” También expresa este aforismo un relativismo absoluto.

 PRINCIPAL REPRESENTANTE CONTEMPORÁNEO

Federico Nietzsche

1. Vida. Nació en Röcken (Alemania) en 1844 y murió en Weimar en 1900. Vivió principalmente con Sils-Maria y en Niza. Estudió en Bonn y Leipzig. Descubrió a Shopenhauer a través de la obra fundamental de éste, El Mundo como Voluntad y Representación. Fue amigo de Wagner. Con la influencia de éste comienza a redactar el Origen de la Tragedia. Fue profesor de Filología Clásica en la Universidad de Basilea. En Turín en 1889 sufre un colapso mental y es recluido en una clínica psiquiátrica en Jena en 1890, la enfermedad que le aqueja es la esquizofrenia.

A la edad de los trece años, atormentado con el problema del mal y de la muerte escribió su primera autobiografía. Sus dudas le inspirarían en 1861 su primer poema titulado: “Al Dios Desconocido”

Sus obras más importantes son:

“Más allá del bien y del mal”, “El nacimiento de la tragedia en el origen de la música”, “El corpúsculo de los ídolos”, “El Origen de la Tragedia”, “Ecce Homo”, “La gaya ciencia”, “Humano, demasiado humano”, “Así habló Zaratustra”, “La genealogía de la moral”, “El Anticristo”.

Cuando Nietzsche ataca el idealismo no se dirige a una escuela filosófica en particular sino a la categoría misma de ideal. Nietzsche es el máximo exponente del nihilismo, el cual significa que “nada tiene valor, nada es conocido. El Nihilismo de Nietzsche es más una posición teórica sofística que filosófica. El pensamiento de Nietzsche es un pensamiento negativo”.

El pensamiento de Nietzsche está enteramente expresado en los principios de su nueva valoración, que comprende la subordinación del conocimiento a la necesidad vital e inclusive biológica, la formación de una lógica para la vida, el establecimiento de un criterio de verdad según la elevación del sentimiento de dominio, la negación de lo universal y necesario, la lucha contra todo lo metafísico y lo absoluto.

La filosofía de Nietzsche es, en buena parte, una destrucción de los supuestos básicos de la filosofía tradicional, destrucción que se concibe como el acto impío de supresión de los presupuestos teológicos encubiertos de la tradición. “La ilusión del conocimiento absoluto es uno de los supuestos: no hay conocimiento más que en los límites de la especie humana y validez para ésta, exclusivamente; no tenemos un conocimiento del ser en sí de las cosas, sino de su ser para nosotros, para los miembros de una especie biológica determinada”.

Nietzsche después de haber abandonado a sus maestros Wagner y Shopenhauer es influido totalmente por la ilustración y los hombres de ciencia, y hasta por el positivismo. De entonces son sus ideas del agnosticismo metafísico y del eterno retorno, así Nietzsche se atreve a negar la posibilidad de la metafísica al igual que todo conocimiento de Dios y la inmortalidad del alma. Conjuga esta pérdida de la fe con la afirmación de la voluntad de vivir presente en su inicial periodo de pensamiento:

“Si el mundo es múltiple, cambiante y aparente, y el hombre está guiado por esa multiplicidad a través de los instintos, no podrá existir nunca la verdad absoluta; frente a la metafísica platónica y cristiana, Nietzsche reclama una visión irracional del Universo. La verdad no puede ser algo absoluto ni definitivo, sino que será siempre relativa, individual, o como el mismo lo expresó “la verdad consiste en estar siempre en el error”. Dentro de esta relatividad, será más verdadera aquella perspectiva que favorezca la vida, aquella que siga los instintos vitales”.

 

Luna Pérez Alberto Javier. 

Bibliografía consultada:

  • CASSIRER, Ernst. El problema del conocimiento. México : F.C.E., 1979. Tomo I.
  • Johannes, Hessen. Teoría del conocimiento. México. Grupo Editorial Tomo, 1998.
This entry was posted in 4.2 La posibilidad del conocimiento: subjetivismo y relativismo and tagged , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.